• Nathalia Paolini

Una breve historia personal

Cuenta la leyenda que un día como hoy cuando cumplió 1 año de edad, sin haber intentado antes siquiera gatear, se levantó de pronto y caminó. No hubo titubeo, no se cayó, no esperó nada ni a nadie más. Desde ese día hasta hoy han pasado 40 años.



Una vez empezó a caminar no se detuvo. En el camino se ha encontrado con muchísimas personas, algunas le han acompañado hasta hoy, otras han estado por momentos y han tomado otros caminos, a veces se vuelven a encontrar y transitan juntos, brevemente, algún sendero.






El camino muchas veces ha sido escarpado y tormentoso, otras tantas florido y luminoso. Las aventuras le han llevado lejos del lugar donde nació y ha aprendido sobre el desarraigo y el desapego. Si no la conoces puede resultar difícil definir de dónde viene pero no le preguntes hacia dónde va, no es que no lo sepa, sino que en realidad no importa, se trata simplemente de caminar, compartir, aprender, disfrutar y saber que el camino es tan largo como las ganas de caminarlo ¿que importa el destino?


Ella ha tenido muchos nombres y ha vivido muchas vidas, algunas prestadas y efímeras. Le encanta jugar a ser otras, inventar mundos y quijotear imposibles. Busca incansablemente lo que pocas veces encuentra, idealista a fin, con la cabeza en la nubes y los pies (alados) en la tierra.


Si alguna vez te la encuentras no trates de entenderla, no busques cambiarla, no te aproveches, no quieras hacerle daño, no finjas ser lo que no eres ni para complacerle ni para engañarle, ten por seguro que ella no hará ninguna de esas cosas contigo y que aunque parezca dura, es sensible, honesta, libre. Le gustaría mucho saber quién eres y hacerte compañía, ayudarte si lo necesitas y compartir el tiempo que sea, largo o corto, eso sí, que sea de verdad.




Foto: @solo_zeta


Quizá también te interese:


R.S.V.P

Incómoda

Derecho de Admisión

24 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now