• Nathalia Paolini

Voz para que te tengo

Actualizado: sep 15

Cuando estudiaba la Licenciatura en Teatro tuve una profesora de voz y dicción que aseguraba que yo tenía un problema en la voz. Me pasé cuatro semestres pensando que jamás podría trabajar en teatro , puesto que mi voz no era buena: timbre agudo, dificultad para proyectar, sin entender nada de lo que tenía que hacer para mejorar.

Mi voz me daba vergüenza.


Supongo que eso venía a reforzar lo que siempre me decían en casa: que tenía la voz como un "Pito de policía" que gritaba mucho, que desafinaba cantando y que mejor me callara.


Cuando entré al quinto semestre de la carrera, me encontré con otra profesora que me enseñó que no tenía ningún problema "tú lo que tienes es una voz de soprano, sólo hay que educarla" me dijo. Me ayudó muchísimo a conocer y controlar mis registros medios y a perder el miedo a hablar en un escenario y ¡hasta me atreví a cantar en el coro de la universidad!


Con el tiempo, la gente reconocía mi voz porque era distinta. Alguna vez me preguntaron "¿tú eres la actriz de aquella obra, verdad? ¡ te reconocí por la voz!" O en algún anuncio que hacía y salía por la tele, mis amigos reaccionaban inmediatamente al escucharlo porque sabían que era yo aún sin ver la pantalla.


Así aprendí a educar mi voz, a apropiarme de su singularidad, a sentirme bien con ella.


Te cuento todo ésto porque a menudo me encuentro con personas que les pasa algo similar, lo que les produce una inseguridad que se transforma en un bloqueo a la hora de hablar en público. Incluso a veces lo hacen pero lo pasan muy mal.


A veces, se trata de no reconocer la propia voz, no poder hablar con más volumen, no articular bien o hablar muy rápido. Sentir vergüenza absoluta, ponerse nerviosas , quedarse en blanco, etc.


Si te pasa a ti te aseguro que superar todo ese malestar es posible y para mí resulta satisfactorio poder ayudarte a hacerlo, puesto que he pasado por eso y sé que si hay disposición, compromiso y un acompañamiento amable y comprensivo, puedes lograrlo.


Por eso aquí te dejo una posibilidad Alto y Claro: taller de expresión oral y gestual para mejorar tu comunicación


¡Y que tu voz te acompañe siempre!






“Nuestra voz es la música que hace el viento al atravesar nuestro cuerpo.”

Daniel Pennac

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now