• Nathalia Paolini

¿Creas, produces o reproduces?


Carlos ha crecido en un hogar difícil. Su sistema familiar era tóxico y violento. Carlos aprendió que podía defenderse de la violencia siendo violento o siendo invisible. O tal vez Carlos creció en una familia funcional, sus padres le transmitieron los valores que consideraban oportunos y Carlos aprendió una serie ideas y concepciones del mundo tal como le venían dadas. En cualquier caso, Carlos ya adulto, repite los patrones de conducta, ideales y emocionales de su sistema familiar, tal como le fueron dados. Carlos reproduce éstos patrones y no se cuestiona la incidencia que pueden tener en su vida adulta.


Marta también aprendió varios patrones de conducta en su sistema familiar y cuando empezó a relacionarse con otras personas de forma social, escuelas, grupos de amigos, maestros, etc . Marta aprehendió otros comportamientos que le venían dados por las personas con las que se relacionaba. Esos patrones, ideas y las emociones que le producían, se sumaron a lo aprendido en casa. Marta produce nuevos patrones hace un poco de ésto y un poco de aquello, sin embargo no puede definir una visión verdaderamente personal acerca de las cosas, puesto que se rige por lo que a aprendido y aprehendido, sin reflexionar al respecto.


Fran, como Carlos y Marta, también aprendió patrones en casa y aprehendió otros tantos en su interacción social. Sin embargo Fran se pregunta si las cosas deben ser de una manera o de otra, si salirse un poco de esas conductas y pensamientos aprendidos y aprehendidos le conducirá a encontrar una nueva manera de estar en el mundo. Fran obviamente conoce y ha vivido bajo éstos preceptos que le venían dados por diferentes personas y experiencias, sin embargo siente que no es suficiente con seguirlos sino que desea encontrar su propia manera de pensar, sentir y actuar. Fran CREA sus propias normas, experimenta, deconstruye lo que le ha sido dado, cuestiona, cambia, reflexiona y elabora una nueva visión del mundo y de sí mismo que le permite vivir y experimentar con libertad.






En la creación artística podemos pasar por diferentes etapas hasta que encontramos nuestra propia voz. También en nuestra vida podemos encontrar el punto en el que las conductas, ideas y emociones aprendidas y aprehendidas den paso a una nueva manera de vivir mucho más genuina y libre


Un artista aprende y aprehende para poder crear luego, pero para ser original debe deshacerse de todo eso que ha absorbido durante su crecimiento. Lo mismo se aplica a nuestra vida personal.


Los patrones que reproducimos y producimos en nuestra vida no nos permiten cambiar la rigidez, los "mis padres me enseñaron que" o el "Yo soy así" no son sino el temor a descubrir que quizá tus padres no tenían razón del todo o a enfrentarse con el vacío de dejar de ser y pensar de una forma determinada.


Crear nuestras propias emociones e ideas y actuar en consecuencia significa romper con conductas y emociones que pueden resultar cómodas pero que no aportan riqueza, apertura ni creatividad a nuestra vida.





También puede interesarte:

Tipos de creatividad

El sistema creativo

La personalidad creativa

0 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now